Yavanna

Yavanna Kementari es una de las Valar, y se encontraba entre los Aratar. Su nombre significa “Dadora de Frutos” en Quenya, y compone de las palabras “yáve” “fruto” y “anna”, que significa “regalo” o “presente”. Su apelativo Kementári le fue dado por los Elfos y significa en Quenya “Reina de la Tierra”. Otro de sus nombres es Palúrien.
Entre las Reinas de los Valar, Yavanna es la más venerable después de Varda. Es la esposa de Aulë y es, acorde al pensamiento de Ilúvatar, la hermana de Vána.
En forma de mujer es alta y viste de verde; pero a veces asume otras formas. Hay quienes la han visto erguida como un árbol bajo el cielo, coronada por el sol; y de todas las ramas se derramaban un roció dorado sobre la tierra estéril que de pronto verdeaba con el trigo; pero las raíces del árbol llegaban a las aguas de Ulmo y los vientos de Manwë hablaban en sus hojas.
Ella creó a los Kelvar, los animales y a los Olvar, las plantas, cuyas semillas ella plantó por primera vez en Arda. Es amante de todas las cosas que crecen en la tierra y conserva en la mente todas las innumerables formas, desde los árboles como torres en los bosques antiguos hasta el musgo de las piedras o las criaturas pequeñas y secretas del moho. Cuando Yavanna plantó las semillas en el mundo no fue hasta que las lámparas fueron puestas en el mundo, que estas despertaron y comenzaron a brotar. Cuando cayeron por la acción de Melkor, Yavanna las puso en letargo para que pudieran sobrevivir a la noche que se había instaurado, permaneciendo dormidas, resultando en la creación de las semillas.
Entre sus mayores creaciones se encuentran los dos Árboles de Valinor, Telperion y Laurelin. Cuando las dos lámparas fueron destruidas, los Valar se sentaron en una colina mientras Yavanna entonó una canción y Nienna lloró sobre la verde colina de Ezellohar. Así, crecieron ambos árboles y fueron la mayor de las creaciones de Yavanna. Así consiguieron iluminar Valinor pero no las otras tierras, asíque iría de vez en cuando para curar las heridas de Morgoth.
Se preocupó por las plantas y animales de la Tierra Media y junto a Ulmo fue uno de los Valar que más en mente tenía a esta en su pensamiento.
Cuando Aulë habló con Yavanna, le comentó que los hijos de Ilúvatar necesitarían de los árboles y frutos y de los animales para vivir y prosperar y entonces cómo él había creado a los Enanos, ella creó entonces a los Ent, preocupada por los Olvar que a diferencia de los Kelvar, no podían huir o defenderse por si mismos, con lo que necesitaban de protección. Y gracias a la aprobación de Eru Ilúvatar, nacieron los Ents y las Entinettes para proteger las cosas que crecen.


Escribir sin errores de ortografía, sin morir en el intento.

Jugar al Juego Cósmico de la ortografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *