Kingu

Kingu: también escrito Qingu, que significa “trabajador no calificado”, era un dios en la mitología babilónica, y el hijo de los dioses Apsu y Tiamat. Después del asesinato de su padre, Apsu, sirvió como consorte de su madre, Tiamat, quien quería establecerlo como gobernante y líder de todos los dioses antes de que Marduk la matara. Tiamat le dio a Kingu la Tabla de los destinos, que usó como coraza y que le dio un gran poder. Ella lo colocó como el general de su ejército. Sin embargo, al igual que Tiamat, Kingu finalmente fue asesinado por Marduk. Marduk mezcló la sangre de Kingu con tierra y usó la arcilla para moldear a los primeros seres humanos, mientras que el cuerpo de Tiamat creó la tierra y los cielos. Kingu luego se fue a vivir al reino del inframundo de Ereshkigal, junto con las otras deidades que se habían puesto del lado de Tiamat.

Escribir sin errores de ortografía, sin morir en el intento.

Jugar al Juego Cósmico de la ortografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *