Los tiempos verbales en las narraciones

Introducción

     La narración nos lleva, de ordinario, a una realidad distinta de la nuestra, aún cuando el relato sea realista y contemporáneo. Esta es una convención establecida sobre la consideración coherente y cohesiva de los tiemos verbales. De modo que es importante reconocerlos en una narración para poder apreciar en toda su profundidad la experiencia narrativa. Por otra parte, conocerlos, nos permitirá crear narraciones coherentes y cohesivas, con ideas claras.                                                                                             Ahora bien, según el tipo de efecto que querramos lograr en nuestras narraciones, podemos emplear los tiempos verbales basados en dos conjuntos. El primero, el conjunto con base de Pretérito. La base de la narración es en Pretérito perfecto simple del Modo indicativo. Los tiempos asociados a ella son el Pretérito Pluscuamperfecto y el Pretérito Imperfecto para el marco, El Condicional simple y el condicional compuesto para las acciones que expresan futuridad y el Pretérito perfecto simple para las acciones que hacen avanzar la historia.                                                                                                                                     El segundo, el conjunto de la base de Presente, fundamentada en Presente del Modo indicativo. Con este tiempo se asocia el Pretérito Imperfecto, el Pretérito Pluscuamperfecto y el Pretérito Perfecto Compuesto para el armado del marco. El presente del Modo Indicativo para las acciones que hacen avanzar el relato. El futuro Imperfecto y el futuro Perfecto para las acciones en futuro.                                                                                                                                                                                          El uso de los tiempos verbales también está relacionado con la superestructura. Por ejemplo y de ordinario, en las narraciones con base en prétérito, el marco de la narración se redacta en pretérito pluscuamperfecto del modo indicativo, las acciones de los personajes que marcan el binomio complicación-resolución se escriben en pretérito perfecto simple.

Veamos algunas imágenes al respecto

     Las narraciones en presente son menos frecuentes que las narraciones en pasado. Producen el efecto de acercamiento al lector. Pero, también, aplana los hechos, porque desaparecen las sutilezas que marcan los tiempos en las narraciones en pasado.

     Veamos:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *