Derivación, un procedimiento de abundancia

Derivación es un procedimiento gramatical para formar palabras. Este consiste en agregar prefijos, sufijos o afijos a una palabra base. 

Las palabras bases suelen ser más cortas que el resto de los componentes de su familia. Por ejemplo:

Sol (palabra base)

                                  solar, solana, resolana, solario, solariego, solcito, solazo, insolar, insolación, insolado.

Las palabras que entran en la formación de la familia, deben incrementar mediante el uso de afijos, la cantidad de palabras, perteneciendo cada una de ellas a una clase de palabra diferente.

Son clases de palabras que forman familia los sustantivos, adjetivos, verbos, adverbios.

Sol (sustantivo propio)

Solar (adjetivo calificativo)

Solana (sustantivo común)

Resolana (sustantivo común)

Solario (sustantivo común)

Solariego (adjetivo calificativo)

Solcito (sustantivo común diminutivo)

Solazo (sustantivo común aumentativo)

Las palabras que no incrementan la familia son las que se expresan en femenino, masculino, singular y plural. Por ejemplo:

Solariego, solariega, solariegos, solariegas.

Usar las cuatro formas de la misma palabra no incrementa la familia de palabras en tres términos. Es decir, solo debe elegirse uno de ellos para incorporar a la familia, pues son la misma palabra expresada con diferentes flexiones. 

Lo mismo pasa con los verbos. Los verbos tiene más de cincuenta formas, en general. De todas las palabras que pertenecen a la conjugación verbal, solo tres pueden incrementar la familia: el infinitivo, el participio y el gerundio.

El infinitivo otorga nombre al verbo y funciona como un sustantivo: insolar.

El participio, expresa la perfección del verbo y funciona como adjetivo: insolado.

El gerundio, expresa la duración verbal y funciona como un adverbio: insolando.

Los afijos

Son morfemas o formas léxicas que algunos llaman “partes de palabras”. Estos afijos, tienen su propio significado y se comportan como prefijos (si se anteponen a la palabra base): re – solana, infijos (actualmente solo en diminutivos, cuando se interponen entre la palabra base y los morfemas de flexión -masculino, femenino, singular y plural): Carl – it – os, y sufijos, si se escriben después de la base: sol – ar.

Muchas reglas ortográficas estás sujetas al uso de prefijos y sufijos y a la escritura de la palabra base. En los próximos juegos, conoceremos en profundidad el tema. 

Preparensé, la lista de juegos es larga. 

¡¡¡A JUGAR!!!

 

 

Escribir sin errores de ortografía, sin morir en el intento.

Jugar al Juego Cósmico de la ortografía.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *