Es el nombre élfico del universo de ficción creado por J. R. R. Tolkien. Eä es la palabra con la que Ilúvatar creó el mundo y significa tanto “Sea” como “El Mundo que es”. El término es consagrado en la lengua élfica Quenya que denominaba así al conjunto de la creación. La historia de la creación del mundo por Ilúvatar y los Ainur se relata en la Ainulindalë, primer cuento de El Silmarillion. Dentro de Eä se encuentra Arda, el mundo habitado por los hijos de Ilúvatar (elfos y hombres, los primeros y segundos nacidos). El centro de Eä —nótese que tal vez no se trate necesariamente del centro físico— es la Llama Imperecedera. En la mitología de Tolkien, Arda sería inicialmente un mundo plano que con el devenir del tiempo, tras la Transformación del Mundo, se devendría en un mundo esférico semejante a la Tierra.


Escribir sin errores de ortografía, sin morir en el intento.

Jugar al Juego Cósmico de la ortografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *